top of page

¿Entrenar a cámara lenta te hace más eficaz en el combate de contacto total?

Actualizado: 12 ene 2022


HAGA CLIC EN EL VÍDEO PARA REPRODUCIRLO


Una mano sobre la mano semicerrada de otra persona. Para demostrar la técnica de empuje de manos.

¿Y si pudiéramos hacer más fluidos nuestros movimientos de karate gracias a la contribución de nuestra mente somática? ¿Y si pudiéramos eludir la mente cognitiva y disminuir nuestro diálogo interno, cómo nos haría mejorar en el combate?


¿Trabajar a cámara lenta nos hace más eficaces en el combate de contacto total?


El vídeo que acompaña a este artículo es de uno de los 11 programas de televisión que se emitieron en la CTV en 1994-1995: The Ultimate Karate-Do. Este ejercicio es similar a la parada de manos en las artes marciales chinas. Empecé a practicar Tai Chi a principios de los años 80 y lo he enseñado durante unos 30 años.


Este tipo de ejercicio ha mejorado mucho mi combate de derribo y el de mis alumnos. En ese momento, pensé que era el único practicante de karate Kyokushinkai que entendía la importancia del trabajo interior para convertirse en un mejor luchador en el karate de contacto total.


¿No es así? No soy el único que lo ha entendido, así que ya no es un secreto?


Unos 30 años más tarde, supe que Sosai Masutatsu Oyama también practicaba un método similar y que varios practicantes y campeones mundiales también lo hacían. Para saber más, lee la entrada del blog del Senpai Scott Heaney, The martial way. Senpai Scott es miembro de nuestra federación de karate IFK Canadá. Este es el enlace: http://the-martial-way.com/history-of-taikiken-in-kyokushin-karate/


Técnica de sensibilidad


Desarrolla tu sentido de la respuesta para poder actuar sin pensar en el karate. Con este ejercicio, mantente en el momento, listo para el movimiento y la acción, con la atención puesta en tu oponente en todo momento.


Los ejercicios de sensibilidad cinestésica son técnicas muy interesantes para desarrollar nuestra agudeza sensorial y sensibilidad a las respuestas de nuestra pareja. A medida que aumentemos nuestra sensibilidad, podremos trabajar con mayor fluidez en el karate. Este ejercicio nos muestra cómo actuar con sensibilidad, desarrollar nuestra agudeza sensorial y aumentar nuestra conciencia de lo que ocurre en nuestro segundo cerebro, que yo llamo nuestro "centro" somático o "mente". ¿Tenemos realmente un cerebro en la barriga?


Nuestro segundo cerebro


El sistema nervioso entérico (SNE) es una red de nervios que llena el intestino y está conectado al cerebro. Se denomina segundo cerebro porque puede funcionar sin entrada cerebral y también porque tiene un número de neuronas similar al de la médula espinal, que es nuestro primer cerebro. ¡Así es! Ha leído bien: su constitución es similar a la de la médula espinal y el cerebro.

Imagen de una mujer señalando su cabeza para mostrar el cerebro en la cabeza y la otra mano señalando el vientre para mostrar el cerebro en él

El sistema nervioso entérico o SNE es una parte del sistema nervioso autónomo que se distribuye por el intestino. Se compone de material similar al cerebro. Está compuesto por varios cientos de millones de células nerviosas, varios neurotransmisores y 200 millones de neuronas. El SNE se denomina a veces "segundo cerebro" porque tiene su propia red neuronal independiente y puede funcionar en paralelo con el sistema nervioso central (SNC).


¿Por qué la mente somática tiene que pasar por encima de la mente cognitiva?


La mente somática es la mente del cuerpo. Localizo este centro en la zona entre el ombligo y el pecho. Es el haragei, el centro de la intuición.


La mente somática es la capacidad natural del cuerpo para reaccionar a los estímulos sin tener que pensar en ellos. La mente somática ayuda a las personas a sobrevivir en situaciones de combate tomando el control de la mente cognitiva, que tiende a pensar demasiado y a ralentizar las reacciones.


La mente cognitiva (nuestra "mente") debe ser evitada porque ralentiza las reacciones. Nos ayuda a sobrevivir en situaciones de combate al tomar el control de la mente cognitiva. Podemos evitar la mente cognitiva ejercitando nuestra sensibilidad cinestésica.

Esta técnica ayuda a disminuir nuestro diálogo interno, ya que nos damos cuenta de que no es necesario comentar lo que ocurre o lo que debería ocurrir. Al hacer esto, nos deshacemos de los pensamientos que perturban nuestra concentración y nos impiden estar completamente en el territorio, en el campo relacional.


La "mente somática" es la parte del cerebro que controla el movimiento físico. La mente somática debe estar al mando en el combate, porque es la única parte que puede reaccionar con la suficiente rapidez para ser útil. Piénsalo, la mente cognitiva no puede pensar lo suficientemente rápido para reaccionar en el combate. La mente cognitiva se utiliza mejor cuando se tiene tiempo para pensar y planificar. Los japoneses lo entendieron con el arte del haragei.

Una persona que no tiene cabeza y escribe la palabra intuición.


El arte japonés del Haragei


Haragei es una palabra japonesa que se refiere al centro de nuestro ser. Hara significa "vientre" y gei significa "agarrar". Significa captar la información directamente a través del vientre, sin pasar por nuestro sistema cognitivo.


Haragei es la palabra japonesa que designa el sentido de la intuición o el instinto. Está relacionado con nuestra capacidad intuitiva de sentir algo sin pensarlo.


Los japoneses creen que el conocimiento proviene del interior, no de fuentes externas. Por eso pueden decirte una cosa y pensar lo contrario, por ejemplo, para guardar las apariencias. Si no estás conectado a tu haragei, entenderás su verdadero mensaje.


Haragei puede traducirse como "pensamiento no cognitivo", o pensamiento que no depende del juicio racional. El Haragei es una técnica de movimiento tradicional japonesa que fomenta el conocimiento de uno mismo y la armonía con el entorno. El haragei es una forma de arte que integra el cuerpo, la mente y el corazón para crear una sensación de conciencia en el momento, a menudo a través del trabajo de movimiento relacionado con la atención plena.


Cinco puntos que hay que recordar del ejercicio de sensibilidad:


1. Este ejercicio mejora la fluidez de las técnicas, para que tu ataque se convierta en tu defensa y viceversa.


2. Entrena ambos lados del cuerpo, el izquierdo y el derecho, para que actúen como una unidad y puedas protegerte mejor que antes.


3. Ayuda a aumentar la sensibilidad de tu mente somática y a favorecer su uso sobre la mente cognitiva.


4. Este ejercicio no sólo nos permite integrar adecuadamente las técnicas de atrapamiento en el combate, sino que también contribuye a una mejor integración de la fluidez en nuestras técnicas de combate.


5. El objetivo de este ejercicio no es analizar lo que ocurre, sino situar nuestra atención en nuestra mente somática.


En resumen


Este ejercicio te permite alinear tus tres mentes. Si estás familiarizado con mis artículos, sabes la importancia que doy a nuestras tres mentes: la mente cognitiva, la mente somática y la mente relacional. Con esta técnica, colocas la mente cognitiva en tu mente somática y te conectas, con tu mente relacional, al campo relacional que representan tu pareja y el territorio.


Gaëtan Sauvé




Comentarios


bottom of page